PLAYA EL FARO

En el Parque Nacional Mochima

Playa El Faro:
sublime ensenada de cristalinas aguas.

El Parque Nacional Mochima comprende una serie de variados paisajes marinos combinados con zonas montañosas que albergan bosques tropicales de variada vegetación, los cuales al conjugarse son un espectáculo de singular belleza; playa El Faro no escapa de estos regalos de la naturaleza.

Situada en el Parque Nacional Mochima, en la zona costera del Estado Anzoátegui, en el oriente venezolano, se encuentra una hermosa playa llamada El Faro, la cual ofrece a sus visitantes cristalinas aguas y blancas arenas.

Esta maravillosa ensenada de cristalinas aguas y blancas arenas se localiza exactamente en Chimada Segunda, a tan solo 25 minutos del Paseo Colón, en Puerto La Cruz. Se caracteriza por ser la más hermosa playa de la zona, ya que ofrece un espectacular paisaje unido a tranquilas y agradables aguas; desde su parte posterior pueden observarse los acantilados. Durante los fines de semana muchas embarcaciones anclan a sus orillas, adornando aun más el paisaje.

Llegar hasta ella es muy sencillo; desde el embarcadero del Paseo Colón salen lanchas que trasladan a los visitantes hasta las orillas de la playa y éstos mismos, según la hora acordada, pasará a recogerlos para finalizar así la jornada. Los precios son muy atractivos. Cuenta con los servicios indispensables, como restaurantes, sanitarios y alquiler de toldos y sillas.
Por estar dentro de los límites de un Parque Nacional, ésta playa se encuentra bajo el resguardo y vigilancia de INPARQUES, quien se encarga de velar por el mantenimiento de las distintas áreas del parque, para que permanezcan en optimas condiciones, con la finalidad de preservar éste magnifico espacio natural.
Existen algunas prohibiciones advertidas por INPARQUES, las cuales deben respetarse para garantizar el disfrute pleno y evitar momentos desagradables, ya que el desacato de las mimas es penalizado. Estas son:

Pescar con arpones

Extraer especies animales o vegetales
Hacer fogatas
Cazar

Comerciar con las especies, sea flora o fauna
Desplazarse en motos de aguas por los cuerpos marinos
Botar basura en cualquier área del parque no habilitada para ello.

Por: María Andreína González
email: mgonzalez@tuplaya.com